Como es evidente, la dentadura es importantísima para una buena digestión de los alimentos, puesto que permite triturarlos para crear un bolo alimenticio más fácil de digerir.

Pero, ¿sabemos gracias a qué materiales esto es posible? ¿De qué está hecha esta pieza de nuestro cuerpo tan importante para nuestra ingesta de alimentos,  nuestra salud y también, por qué no, nuestra estética?

Pues la respuesta es que están compuestos de materiales diferentes:

Esmalte o Marfil: se trata de una capa muy dura que es la que cubre la corona del diente y lo protege, es la parte que vemos. Está formada por cristales muy comprimidos que le dan ese color blanquecino al diente y ayudan a protegerlo de golpes y desgastes producidos en la masticación.

Cemento: es un tejido que tiene la misma función que el esmalte pero solo cubre la parte tapada por la encía o la raíz, la cual está incrustada en el hueso y sostenida a éste por una membrana llamada ligamento periodontal.

Dentina: es la parte más abundante del diente, y la encontramos dentro del esmalte, siendo mucho más sensible que éste. Junto al cemento ayuda a proteger la pulpa o nervio. Ayuda a nutrir el diente. Cuando perdemos esmalte ésta parte queda expuesta y puede producir dolor en contacto con alimentos fríos, muy calientes, dulces o ácidos.

Pulpa: es el material que se encuentra en el interior, es decir, en el centro de la pieza dentaria. Está compuesta por nervios y vasos sanguíneos, por lo que es sumamente sensible y tiene la misma forma que el esmalte.

Ahora que ya conoces de qué están compuestos tus dientes y su función… ¡ya puedes parecer un experto más!

Para más información sobre tus dientes o nuestros tratamientos, accede a nuestra web, llámanos o visítanos. Estaremos encantados de atenderte.

¿De qué están hechos los dientes?
Tagged on:                                                             

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *